La Legislatura tratará hoy la expropiación de tierras en el Parque Nacional Calilegua

El Periodista Libre - En la mañana de hoy la Legislatura de la provincia sesionará y se tratarán diversos temas, entre ellos, la Ley Micaela y la expropiación de mil hectáreas de área protegida del parque Nacional Calilegua a la empresa Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE).

Si bien el gobierno de Gerardo Morales ya cedió ese territorio al JEMSE, lo que busca ahora, es darle un marco legal, puesto que, al tratarse de un área protegida, debe cumplir con ciertas reglamentaciones. Aún así, la cesión de estas mil hectáreas, incumple con la Ley de Parque Nacionales, la Ley General de Ambiente y la Ley de Hidrocarburos.

Son varios los sectores de la población que se oponen a esta cesión de territorio, inclusive los trabajadores del Parque Nacional Calilegua, pues sostienen, que de esta manera se imposibilitará la fiscalización de los aspectos ambientales en el terreno concedido al JEMSE, incluso, impedirá el control por el cese de la explotación de petróleo como la ley provincial lo exige.

 

Recordemos que en 2015 se estableció el cese de la explotación petrolera en el parque y el Estado provincial demandó el cierre de pozos para la recuperación del medio ambiente, de problemas derivados de la explotación hidrocarburífera.

La decisión de esta cesión de territorio fue firmada por el gobernador Gerardo Morales y el Director de la Administración de Parque Nacionales, Eugenio Indalecio Bread, el día 7 de agosto. En el documento, denominado “Convenio Específico Regulación de Facultades en el Yacimiento Caimancito” se indica “se dispuso la caducidad de la concesión a la empresa PETRO AP SA- TCL GROUP sobre el área CNO3 CAIMANCITO y la reversión del área a favor de la empresa estatal JUJUY ENERGIA Y MINERIA SOCIEDAD DEL ESTADO, la que toma a su cargo la administración en cuestión, a fin de llevar adelante lo dispuesto por la Ley N°5.889 (cese de la actividad petrolífera) y su decreto reglamentario”.

A pesar de ello, según la normativa dispuesta, se deja sin efecto el control ambiental en el área que estará bajo dominio del JEMSE, levantando la sospecha que la empresa mantenga la explotación.

Por otra parte, al tratarse de un Parque Nacional, este acuerdo también deberá ser homologado en el Congreso de la Nación, y según sostienen los sectores que se oponen a esta cesión, el apuro por ratificar el convenio se debe a que en vista de los resultados de las PASO, Morales “necesita asegurarse el Yacimiento Caimancito antes de quedar sin respaldo del gobierno nacional”.