Atlético Tucumán eliminó a River de la Copa de la Superliga

El Periodista Libre - Tigre será el próximo rival del “decano” en semifinales de la Copa de la Superliga.

River cosechó este martes una goleada inapelable frente a Atlético Tucumán en el Monumental.

Fue un 4-1 sin respiro, al que le faltó tan solo un gol millonario para convertirse en la hazaña que borrara las huellas del 3-0 de la ida en Tucumán. Así, el Decano se convirtió en semifinalista de la Copa de la Superliga.

El trámite arrancó muy favorable al conjunto de Marcelo Gallardo, que consiguió rápidamente la ventaja que le permitía desandar su ilusión. A los 14 minutos, una combinación entre Matías Suárez y Camilo Mayada por derecha terminó con un exquisito taco de Ignacio Fernández para anticipar a Cristian Lucchetti.

 

Poco después, a Ariel Penel se le escapó una mano en el área de Mathías Abero que era penal para el local.

Además, un enchufadísimo Lucas Pratto perdió dos chances por poco, pero David Barbona contó dos para el lado de los de Ricardo Zielinski con un buen tiro libre y un mano a mano, ambos neutralizados por Franco Armani.

También, Exequiel Palacios metió un tiro en el travesaño, y enseguida, a los 40, Pratto no falló en un mano a mano con el Laucha para anotar el segundo.

El complemento empezó con el golpe más duro para el anfitrión: tras un córner desde la derecha, cabeceó Leandro Díaz y Javier Toledo empujó por el medio para decirle a River que, si quería pasar, debía hacer tres goles más.

Sin apichonarse, los del Muñeco fueron por más y anotaron a los 11 cuando Suárez anotó tras un cabezazo en el poste de Pratto.

Luego, lógicamente, se dio un respiro en la red, aunque amenazó con una peinada de Suárez que controló Lucchetti, un remate desviado de Pratto y un cabezazo al travesaño del ingresado Rafael Santos Borré.

Por último, a los 39, tras un tiro de esquina de De la Cruz, Pratto cabeceó y anotó el cuarto.

El Millo buscó entonces mantener su mejor ritmo, pero no pudo hilvanar en los últimos metros y terminó cediendo el pase ante la admiración de su gente.

Así, Atlético Tucumán podrá buscar frente a Tigre un lugar en la final, aunque deberá mejorar el semblante que dejó en la agitadísima noche de Núñez.