Las personas inteligentes disfrutan más de la soledad

El Periodista Libre - Mientras más inteligente sea una persona y más socialice con los demás, menos satisfecha se sentirá con su vida. O al menos esa es la conclusión a la que llegó un estudio realizado por psicólogos de la London School of Economics y la Singapore Management University.

Sin duda, esta afirmación desafía la creencia de que socializar y rodearnos de amigos nos hace más felices. De hecho, todo parece indicar que no es así para todos, fundamentalmente para quienes tienen un cociente intelectual por encima de la media. En esos casos, socializar no se traduce en una mayor felicidad ni produce una mayor satisfacción con la vida.

He visto las estrellas  LITERATURA Y JUBILACIÓN  Maxi Mendoza

El PERIODISTA lIBRE - He visto las estrellas

 

He visto las estrellas más antiguas del cielo apagarse antes de brillar.

No te vuelvas viejo. No te vuelvas niño.

He visto los mejores viejos de mi generación vapuleados y ninguneados en las calles del país, de la ciudad y de mi pueblo.

Y a los peores también.

Los he visto arrastrándose arrugados, rengos, en sillas de ruedas, caminando si podían, en auto tal vez, o en remis sí, yendo al médico, al banco a hacer un trámite, a cobrar su jubilación o a consultar y esperar horas a ser atendidos despóticamente para luego hacer lo mismo en los baños. En el baño mixto. El único para todos.

Y los he visto escuchar: “¡Pero no. Se equivocó! ¡Vuelva la semana que viene!”.

Y los he visto seguir haciendo colas interminables, a veces bajo el sol, y no equivocarse.

Una mirada regional al desarrollo nacional

El Periodista Libre - “Estamos convencidos de que la reforma tributaria y laboral van en el camino correcto, pero hay que trabajar sobre dos aspectos que son fundamentales: el desarrollo regional y los tiempos”, apuntó el Vicepresidente de la Unión Industrial Argentina y directivo de Ledesma, Eduardo Nougués, durante el acto de apertura de la 23° Conferencia Anual de la UIA realizada esta semana en Capital Federal bajo el título “Industria 4.0: desafíos globales y regionales para una Argentina productiva”.

En este sentido, el ejecutivo de la empresa jujeña y presidente de la conferencia en esta edición, señaló “los aumentos de los costos laborales no asociados al salario para las industrias radicadas en las regiones más postergadas del país van claramente en sentido contrario al espíritu buscado. Debemos darle una mirada regional al desarrollo nacional como protagonista central. Eso es lo que nos permitirá mejorar la competitividad del país. Una transición inteligente es la clave para dinamizar la actividad productiva”, aseguró frente a un auditorio de más de 1500 personas que este año participaron de la conferencia anual de la UIA en el marco de sus 130 años.

Destacó que el gobierno “ha hecho grandes avances en estos dos años. Ha normalizado la macroeconomía, ha iniciado procesos de mejora de la infraestructura logística y de simplificación burocrática y nos ha vinculado de nuevo con el mundo. Todas cuestiones que son muy importantes para el país”. En ese recorrido, “mejorar la competitividad es una tarea conjunta que nos convoca a todos para que el país se posicione de la mejor manera en las cadenas de valor global”, afirmó. 

Jornadas del NOA en Contabilidad y Economía El Joven profesional en la industria y emprendedurismo en Jujuy

El Periodista Libre - El Lic. Vicente Amadeo, quien se desempeña actualmente como Jefe de Relaciones con la Comunidad de la Centenaria Empresa Ledesma, disertará sobre el perfil del joven profesional en la industria y sobre  las oportunidades de desarrollo para emprendedores en nuestra provincia.

En el marco del segundo día de las jornadas del NOA en Contabilidad y Economía que se llevan a cabo desde este jueves con una gran convocatoria en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNJU y que son organizadas por Franja Morada en conjunto con la Federación Universitaria Argentina (FUA). El objetivo del encuentro es producir la constitución de un importante espacio académico que contribuya a la formación integral de los estudiantes de esta Facultad como así también de los demás miembros participantes.

Democracia ledesmense Seccion Literaria por Maxi Mendoza

El Periodista Libre - Hace unos días en el pueblo de Libertador Gral. San Martín (Ledesma) hubo elecciones. Ganó por primera vez la izquierda (representada en esta ocasión por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores). Pero perdió. Y el gobierno de turno minaba, hasta ese momento, la confianza que el electorado le había puesto en elecciones pasadas, o por lo menos eso era lo que se podía presentir. Después surgirían sanas y obligadas rectificaciones, pero fantasmas de “fraude” asolaron la región por estos días. Y no era para menos. La voluntad del pueblo era avasallada por lo que se consideraba decisiones ajenas al abrazo de la Democracia.

Pero el pueblo pudo ejercer, y con armas absolutamente legales, su derecho de votante, de elección. De voluntad y dignidad política. Porque lo que estaba en juego, más allá del triunfo de un partido político (merecido por la fortaleza de sus luchas y propuestas), era la veracidad y confianza en el espíritu democrático, sumado al desencanto político de estos últimos tiempos. “¿Para qué votar si siempre ganan los mismos?” o “Todos están con Llanos”, decía una señora en la marcha organizada. “¿Para qué doy mi voto si no refleja mi voluntad?”.

Gira el sol  Literatura y Fútbol Maxi Mendoza

El Periodista Libre - Unas zapatillas, cordones recién atados, puerta abierta, rejas de afuera abierta, el sopor, pesadito che, calle de tierra, piedras, ripio, arena, hojas secas en el camino, ramas de árboles, colillas de cigarrillos, algún vidrio, alguna cáscara, algún descartable, algún perro, un saludo, asfalto, avenida, poco tránsito, complejo de los curas a la izquierda, feria vacía a la derecha, venta de ropa usada, cruce, entrada a Arrieta, policías, policías en caballos, multitud, verde, blanco, entrada en la mano, personal de la Liga Regional, ingreso al estadio, revisión policial, pasillo, escaleras, algún saludo, el acomodo en la tribuna, la visión del campo de juego desde arriba, una ambulancia y un colectivo de larga distancia y Che, hay que ganarles a éstos…

Sobre todo cuando en dos de los últimos tres partidos que jugaron Bancario vs. Cachorros (finales por el ascenso al Federal B y fecha del torneo), estos últimos no fueron superiores. Pero así es el fútbol. No siempre gana mejor. No tiene lógica. Como el acompañamiento y fervor de la gente, hinchas, seguidores, o amantes del fútbol, turistas, debutantes, la familia que se llega cada vez más, la salida del equipo local, el anhelo del triunfo esta vez, aplausos y el pitazo inicial y algún chicle. Y semillitas de girasol.

Arco Iris Literatura y Fútbol Infantil por Maxi Mendoza

El Periodista Libre - El fin de semana, escapando al resto del mundo encerrado en la televisión y en las redes sociales, Murillo, nunca pensó que la mañana y la mayor parte de la tarde se llenarían de colores.

“Pasa que cuando sos chico no te importa nada. Sólo querés jugar”, decían los que estaban a su lado postrados en el alambrado de la parte de afuera del complejo de la Escuela Técnica, mientras miraban detenidamente uno de los partidos y tal vez al que pasaba en bicicleta, iba y venía, y se detenía cerca para venderles helados. Estaban buenos y baratos los cucuruchos.

Alambrado de por medio los chicos se hacían un festín. Había varios partidos disputándose en ese momento. Murillo entonces decidió entrar. Se desarrollaba el 2do. Torneo Internacional Infanto Juvenil. Vio gente de Tarija, Salta Capital, Orán, Santiago del Estero, del Chaco, Palpalá, San Pedro, Los Kanarios Juniors y La Escuelita de Fútbol, de acá, de Libertador, y algún otro que seguro se le pasó. Por todo el complejo desfilaban figuras antropomorfas pequeñas anaranjadas, amarillas, blancas, negras, verdes, por todos lados y se festejaba cada jugada, cada remate al arco y cada atajada del portero, junto con todos los que estaban afuera. No había favoritismos. Ni tampoco el “Yo cuando era pendejo no sabés como jugaba” o “Si me hubieras visto a mí…”, o “¿Algún equipo grande se llevará alguno?”. No. Nada de eso. El “yo” se guardaba en la memoria para dejar paso al “Ellos”.

El circulo virtuoso de las energías renovables

Por Humberto Solá, director de Innovación, Energía y Medio Ambiente de Ledesma

El Periodista Libre - El aprovechamiento de fuentes de energías renovables es el futuro cercano de la Argentina y del mundo entero. El uso de los combustibles fósiles, que sirvió para hacer frente a las crecientes necesidades de energía del mundo industrializado, también generó problemas ambientales de los que hoy la sociedad es más consciente que hasta hace unos pocos años.

La Argentina se ha propuesto llevar adelante una transición a una matriz energética cada vez más diversificada y basada también en fuentes renovables, en un 8 por ciento a fin de 2018, y en un 20 por ciento para 2025.

Los beneficios de las energías renovables son principalmente tres: en primer lugar, reducen de inmediato la emisión de gases de efecto invernadero, ya que reemplazan a combustibles fósiles cuyos efectos en términos de dióxido de carbono es conocido.

En segundo lugar, la producción de estas energías genera nuevos empleos.

El Periodista Libre - La noche estaba linda cuando salimos. No nos torearon mucho los perros. Linda como para no hacer nada. O muchas cosas. Sobre todo si es sábado y hay Corso en la centro. Esta vez en la plaza. Y en invierno. Y que como se sabe, no lo es tal por estos lados. Cuando llegamos y después de estacionar el transporte, la gente recién estaba llegando. O la circundaban como en todo fin de semana. Eternamente lo fue así. Las confiterías abiertas, las heladerías, bares y salones, como así también el mercado, aguardaban parsimoniosos la llegada de la gente.

Las sillas ya estaban dispuestas afuera, en la vereda y en la plaza, de manera de presenciar cómodamente el espectáculo que se estaba por venir, mientras se come o se toma algo. Por esos momentos, la familia y la juventud andaban de paseo por los alrededores hasta la largada e inicio de lo que sería el último corso de invierno. La noche anterior y el fin de semana pasado también hubo. Mientras uno se acomodaba se podía disfrutar de una clase de aeróbic dictada desde el palco, y participar en ella. Nosotros no, porque ya veníamos haciendo ejercicio, y porque mi colaborador ya andaba cruzando la calle al encuentro de unos chicos que iban y venían.

Tal vez sólo hacíamos las mímicas para divertirnos, junto con las personas que pasaban caminando, solos, en pareja, de la mano, con cochecitos, bicis, o dispersos y que se iban ubicando. Luego, en el palco, subió una guitarra blanca y con ella unos mariachis que entretuvieron a la concurrencia.

Sección Literaria Novela corta

El Periodista Libre - Como desaparecer un pasado… Como explicar un sentimiento guardado como renunciar a un sueño olvidado… Irene aún no entiende porque su corazón lo sigue amando…después de tanto tiempo no consigue borrar lo que un día tubo… Para el mundo ya pasaron seis largos años pero ella lo recuerda como Si fuera ayer…


seis años en los que trato de rehacer su vida y logro muchas cosas entre las cuales creyó que sus sentimientos hacia Raúl habían quedado sepultados, se lo dijo tanto así misma que término creyendo su mentira… Pero no contaba con que el destino le haría una mala jugada como otras tantas veces…

Era viernes, Irene se disponía como todos los días a tomar el autobús con rumbo a casa después de un duro día de trabajo, nada inusual había pasado ese día, era como cualquier otro, su semblante denotaba cansancio y aburrimiento, lo único que necesitaba era llegar a casa tomar una ducha y dormir…y ahí se encontraba Irene rodeada de tanta gente desconocida, cuando de pronto así de la nada concentro su mirada en un rostro conocido, que aunque se encontraba a una distancia considerada sentía que podía rozar con su mano a aquella persona…

Sin duda no pudo contener su emoción… Su corazón latía como el primer día en que lo vio… Era Raúl, seis años sin verlo… Seis años en que creyó haberlo olvidado… seis años en los que se dedicó a enterrar su recuerdo y todo para que en un segundo su corazón le diera un vuelco traicionero…

Los latidos de su corazón actuaron como una campana… Por un instante aquel mundo de gente desapareció y sólo quedaron sus miradas…

Seccion Literaria Cuento Cara bonita de Nancy Olivera

El Periodista Libre - La despertó un dolor intenso, en su cara. Como si no fuera la suya o ya no tuviera cara, como si definitivamente se hubiese quedado sin rostro. Le parecía que no se estaba despertando en su casa; pero cuando escuchó  la voz suave de su madre, se calmó. Volvió a concentrarse en el sueño cuyo fatal desenlace la había hecho volver a la vigilia.

Se vio corriendo desesperada tratando de escapar de unos lobos hambrientos de sangre, carentes de escrúpulos e insatisfechos de lujuria. Alguien corría a su lado, seguro una de sus amigas.  En las oscuras calles, entre el pedregullo y la tierra se arrastraron y perdieron los zapatos de plataformas como cenicientas del tercer mundo o peor del inframundo. Recordó vagamente, fugazmente, mezclando sueño y realidad, que antes de salir de su casa para ir a esa fiesta, se había visto hermosa, bonita. Particularmente, recordaba su rostro rosado, terso, con escaso maquillaje. No quería perjudicar su juventud con tanta pintura; pero, sí quería destacar sus ojos, la picardía de la provocación insinuada con un negro delineado. Había salido dispuesta a disfrutar de la vida, de la noche, del amor y del placer.

Seccion Literaria de Maximiliano Mendoza

El Periodista Libre - La primera vez que oí hablar de Rodolfo Kusch y sobre su pensamiento filosófico, me sorprendí al no saber de su existencia, y no por una cuestión de necia banalidad intelectual ni por el estúpido orgullo de un polímata (que no soy), sino por el hecho de pertenecer a una cierta región del país (el NOA) en donde los conceptos kuscheanos tienen una base interesante e importante.

Pero a lo largo de nuestra historia particular (la Argentina), haciendo memoria, en realidad las bases culturales por las cuales nuestro pueblo, ciudad, país está regido actualmente, son de carácter extranjero. Fueron legadas por nuestros colonizadores primero, luego en la Revolución de Mayo por la Primera Junta (con un intento de recuperar lo americano, en cuanto a posesiones y territorio más que en lo cultural) y después por los pensadores dominantes y por los que ejercían el poder durante el siglo XIX y el siglo siguiente y que intentaron la “construcción” de una nación con lineamientos sociales, políticos, económicos y culturales aprendidos de Europa y de la creciente Estados Unidos (que en esa época era una de las primeras naciones que habían logrado su independencia).

Y los siglos continuaron y el saber propio, intrínseco, americano, como la rica cultura indígena con sus lenguas y variedades de dialectos y costumbres, fue dejado de lado. Se dejó de escuchar al rumor extraño y cosmogónico, ancestral, que habita en el continente americano y con ello a su gente que, a pesar de todo, logró salvaguardar la cultura heredada por sus ancestros. Es decir, la nuestra. A pesar de todo.

Rodolfo Kusch, no sólo reivindica el saber americano y cultural sino también intenta esbozar un aprendizaje y una futura comunión de esos pensamientos tan antagónicos. O por lo menos ese fue su intento a lo largo de sus obras.

En uno de sus papeles visionarios, América Profunda (1962), introduce al lector a una nueva forma de mirar lo que miramos todos los días sin darnos cuenta de lo que realmente estamos mirando. Y de lo que estamos sintiendo. Esos residuos cosmogónicos americanos que habitan nuestro cuerpo y nuestra mente se revelan e intentan salir, a pesar de haber recibido una instrucción extranjera, escapando al condicionamiento de las estructuras ajenas. Es ese saber (la “sabiduría de América”, como la llama Kusch) y la conjunción con los otros saberes, la que nos permitirá poseer un pensamiento autónomo y nos hará, porque no (creo yo), un poco más libres.

Y lo más curioso de todo es que, Günther Rodolfo Kusch, hijo de alemanes, porteño, decidió vivir y morir con las botas puestas de su filosofía, trasladándose al pueblo de Maimará (Jujuy) en donde fue uno más, un trabajador más, un artesano más, un profesor más, un americano más de esta Argentina y América que, aún hoy, no encuentra su rumbo.

Aquí va sólo el principio de América Profunda (1962) que, con el primer título, nos está diciendo que hay algo que no sabemos de nuestro continente…